miércoles, 2 de octubre de 2013

Félicien Rops, polémico, sórdido y libertino

Félicien Rops (7 de julio de 1833 - 23 de agosto 1898) fue un pintor y grabador belga.
Completó sus estudios académicos en la Universidad de Bruselas. Desde sus inicios se revelaría como un excepcional dibujante, alcanzando cierta notoriedad como caricaturista. En 1857, contrajo matrimonio con Charlotte Polet, con la que tendría dos hijos, Paul y Juliette. Esta última moriría a temprana edad.

Tras su ruptura matrimonial, se mudó a París en 1874. Allí cohabitó con las hermanas Duluc, Aurélie y Léontine, con la que tendría una hija, Claire.

En 1864 conoció a Charles Baudelaire, ya en las postrimerías de la vida del escritor, una relación que le marcaría profundamente hasta el fin de sus días.

Su fecunda colaboración con Baudelaire despertó la admiración de muchos otros escritores,   lo que le llevó a trabajar con algunas de las principales figuras del simbolismo y el decadentismo. Fiel a los textos literarios que se encargó de ilustrar, los motivos de su obra pictórica gravitan alrededor del sexo, la muerte y las imágenenes satánicas.

Creador incansable, la pérdida de visión en sus últimos años, no le impidieron centrarse en dos de ocultas y tardías pasiones: la botánica y la invención de novedosas variedades de rosas.

Fantástico, sórdido, nocturno, libertino, crápula, decadente, anticlerical, legendario, controvertido...estos son algunos de los términos que giran en torno a la descripción de su persona.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada