miércoles, 30 de enero de 2013

B. Traven

B. Traven (Alemania, 23 de febrero de 1882 - México, 26 de marzo de 1969),  enigmático novelista que escribió en alemán, famoso en Estados Unidos principalmente por haber escrito la novela El tesoro de Sierra Madre, que fue base de la película El tesoro de Sierra Madre, dirigida por John Huston y protagonizada por Humphrey Bogart.
Hablar sobre B. Traven implica el riesgo de lo incierto.

                                             B._Traven_alias_Red_Marut_fotos del arresto en Londres_1923

B, Traven vivió atormentado ante el temor de que el gobierno alemán enviara sus esbirros a México para ejecutarlo o secuestrarlo y llevarlo de vuelta a Alemania. Sus problemas comenzaron tras la fallida Revolución de Baviera, entre cuyos organizadores él se encontraba. Tras la invasión de 30,000 integrantes del ejército alemán, ochocientos de sus compañeros fueron arrestados y ejecutados. Entonces comenzó a huir y no dejó de hacerlo hasta que murió en la Ciudad de México, el 26 de marzo de 1969. 


Escribió novelas que se han vendido por decenas de millones en todo el mundo, como El Barco de la Muerte, El Puente en la Selva, El Tesoro de la Sierra Madre, Macario, La Rebelión de los Colgados, La Rosa Blanca y El General Tierra y Libertad, por nombrar sólo algunas. La mayoría fueron llevadas a la pantalla. John Huston dirigió la primera, El Tesoro de la Sierra Madre, en 1947, con Humphrey Bogart y Alfonso “El Indio” Bedoya en los papeles principales.


El gobierno de la Ciudad de México  ha puesto a algunas calles el nombre de Bruno Traven, cuando B. Traven nunca lo utilizó. Su pseudónimo era simplemente este último, con B. como nombre, no Bruno. 

A lo largo de su vida usó varios pseudónimos, el de B. Traven, Hal Croves, Traven Torsvan y Ret Marut fueron los más conocidos. Con éste último era conocido en Baviera. 



Pero el verdadero era Hermann Albert Otto Macksymilian Feige Wienecke y nació el 23 de febrero de 1882 en un pueblo de la Prusia polaca llamado Schwiebus, ahora Swiebodzin, Polonia, a 63 kilómetros de Alemania.

Abandonó la casa paterna en 1904 ó 1905 y sólo 15 años después tuvieron noticias de él por una carta que les envió de Londres, donde había sido detenido por la policía. Ya huía de los alemanes.


A México llegó en julio de 1924, a Tampico. Influido por la Revolución mexicana escribe sus primeras novelas. Ya la primera le vuelve famoso, no sólo en su Alemania nativa, sino en el resto del mundo. La mayoría transcurren en México y narran insurrecciones de oprimidos contra sus opresores con un estilo directo y sencillo, pero una gran sensibilidad antropológica, cultural, social y moral.


La mayor parte de sus obras fueron traducidas al español por Esperanza López Mateos, hermana del presidente de México, prima y cuñada de Gabriel Figueroa porque estaba casada con el hermano de éste, su primo también. Esperanza se suicidó en 1951 y su lugar como traductora lo tomó Rosa Elena Luján, luego vendría la boda.

Uno de los barcos en que B.T. huía de Alemania estaba en tan mal estado que le dio el material para escribir “El barco de la Muerte”, que tuvo un gran éxito literario y después fílmico. A partir de entonces el único nombre que identificaría al autor de sus novelas sería B. Traven.


Cuando un editor le pidió datos biográficos y fotografías para incluirlos en la publicidad de los libros, Traven le respondió:

“Debo establecerlo muy claramente: la biografía de una persona creativa no tiene importancia en lo absoluto. Si esa persona no es reconocible en sus obras, entonces no vale nada o sus obras no valen nada. Por lo tanto, una persona creativa no debe tener más biografía que sus obras.

Desde México envía sus manuscritos, que se traducen en 44 idiomas. Sin embargo, Traven rechaza tanto la crítica como la luz pública, pensando que sus libros deben hablar por sí solos. Este rechazo de publicidad personal lo convierte en "un misterio", aunque Traven es ampliamente conocido entre su grupo de amigos en la ciudad de México, entre los que figuran Gabriel Figueroa, Tina Modotti, Frida Kahlo, Adolfo y Esperanza López Mateos (su primera traductora), Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Federico Canessi y Edward Weston, entre muchos más. Defendió a capa y espada su intimidad divulgando todo tipo de mentiras sobre su biografía y escondiéndose de la luz pública casi siempre con éxito:

¿Que dónde queda mi patria? En el lugar en el que esté y en el que nadie quiera saber quién soy, ni qué estoy haciendo, ni de dónde soy: ésa es mi patria, mi tierra". (El barco de la muerte).


En 1957 se casa en la ciudad de México con Rosa Elena Luján, su traductora, apoderada y compañera entrañable. Traven sigue resistiendo la fama y la publicidad, y se dedica plenamente a su trabajo hasta su muerte. Su última voluntad fue que sus cenizas fueran esparcidas en el río Jataté, en la selva de Chiapas, un lugar muy querido para el escritor:

En cuanto sienta que se aproxima mi fin, me refugiaré como una bestia en la maleza más tupida, donde nadie pueda seguirme. Ahí esperaré la sabiduría infinita con gran devoción y reverencia y volveré, en paz y con tranquilidad, a la gran unidad de la que surgí al nacer. Daré las gracias a los dioses si tienen a bien saciar con mi cadáver el hambre de zopilotes famélicos y perros abandonados, para que no quede ni un huesito blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada