lunes, 1 de junio de 2015

Julie Christie

Nacida en la India de padres británicos, Julie Frances Christie vino al mundo el 14 de abril de 1941 en Chukua, Assam, y con el tiempo se convirtió en una de las grandes musas y bellezas del cine británico de los años 60 y 70.
Tras vivir en su país natal al lado de su familia (su padre tenía una plantación de té), Julie se trasladó a Inglaterra a mediados de los 50, en donde se matriculó en la Central School of Speech and Drama de Londres y en la escuela de arte Brighton Technical College.
Sus inicios en el teatro y especialmente en la televisión con la serie “A For Andromeda” le otorgaron popularidad entre el público británico a principios de la década sesentera.

El papel clave para su estrellato mundial fue el de Diana Scott en la película “Darling” (1965), firmada también por Schlesinger. Su gran actuación le valió la consecución de un Oscar de Hollywood.
En 1965 también intervino en una de sus cintas más recordadas y aplaudidas, “Doctor Zhivago”, film de David Lean que adaptó una novela de Boris Pasternak. Otros títulos importantes de Julie, en una carrera no demasiado prolífica, fueron “Fahrenheit 451″ (1967), película de François Truffaut basada en el clásico de Ray Bradbury, “Lejos Del Mundanal Ruido” (1967), otra colaboración con Schlesinger para rodar una adaptación de Thomas Hardy, o “Petulia” (1968), película de Richard Lester.



En los años 70 continuó su estrellato con estupendas películas como “El mensajero” (1971) de Joseph Losey, “Los Vividores” (1971) de Robert Altman (película por la que fue nominada al Oscar) o “Amenaza En La Sombra” (1973) de Nicolas Roeg. En 1971 coincidió por primera vez con el actor estadounidense Warren Beatty, quien se convirtió en su amante y con el que volvió a compartir créditos en dos títulos más, “Shampoo” (1975) de Hal Ashby y “El Cielo Puede Esperar” (1978), dirigida al alimón entre el propio Beatty y Buck Henry.
La talentosa y guapa actriz continuó apareciendo de vez en cuando en películas en las décadas de los 80 y 90, aunque la mayoría fueron títulos menores y prescindibles.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada